No es lo mismo el español que el castellano, no

Esta es una idea que se me ha ocurrido después de leer un divertido artículo de opinión de El País, escrito por una profesora de Lengua Española de la Universidad de Sevilla. Ya de pequeño recuerdo que uno de mis maestros (que no profesores, estos ya son en Secundaria) nos decía que había una diferencia entre el español y el castellano, aunque creo que ninguno de nosotros prestábamos mucha atención a sus palabra; sin embargo, tras la lectura de este artículo, hoy veo claramente lo que quería decir.

 

Y es que, cuando se enseña la asignatura de Lengua en cualquier nivel básico, en realidad estamos conociendo las reglas gramaticales y semánticas del castellano, que era la lengua que se hablaba en España en el momento en que empezaron a forjarse esas reglas. Y hablando en plata, si uno quiere hablar el español correctamente, son las reglas castellanas las que debemos seguir, sobre todo las de la pronunciación. Y la verdad es que eso es tan difícil, como pedir a cualquier habitante de una zona de España que pierda su acento, que a veces no concuerda mucho con esas mismas reglas.

Son muchos los millones de personas que hoy en día hablan el español; y digo bien, el español, porque el castellano, aunque sea la lengua madre, cada vez se ha ido perdiendo más y más, hasta tal punto que en nuestra misma tierra, hay tantos dialectos de ella que casi se están convirtiendo en otras lenguas distintas. Algo así pasó en Europa con el latín, aunque por supuesto a una escala mayor; y hoy en día, los dialectos tan diferenciados del castellano son los que realmente se conocen como español.

¿Y qué pasó en América tras la colonización? Pues que, aunque al principio la lengua que se exportó allí era el castellano, con el paso de los siglos se ha ido transformando en otras distintas, que se engloban dentro de lo que llamamos “español”; así, con el paso de los años, y la emigración a Estados Unidos, y de los estadounidenses a otras partes del mundo, podemos decir que es este español el que se habla de forma global, y tened por seguro que está muy lejos del original castellano, con sus fuertes fonemas y sus rígidas reglas gramaticales y de ortografía. ¿Y es esto algo malo? Para mí, que solo ha hecho enriquecer el idioma.

Por cierto, si estáis interesados en leer el artículo del que os hablé, lo podéis encontrar aquí.

Trabalenguas, descuidos y palabras innecesarias

No se puede decir, como ya hemos visto, que en España falten lenguas para comunicarnos. Pero eso no es exclusivo de nuestro país, pues en cualquier otro se mezclan la lengua oficial con los dialectos, y de ahí con las habilidades lingüísticas, que dan lugar a esos complicados trabalenguas que sólo unos cuantos privilegiados son capaces de repetir incansablemente sin comerse ni trabarse en ninguna sílaba. Aunque a veces, las mayores torpezas no se cometen con el lenguaje hablado, como puedes comprobar:

Como ves, para nada sirve aquí la lengua, sea cual sea la de cada país de origen de estas personas que la cagan tan ostentosamente; y esto además es un aliciente, pues al tener diferentes nacionalidades, nos damos cuenta de que esto no es exclusiva de ningún lugar en concreto, sino que todos somos susceptibles en algún momento de tener descuidos y fallos que nos hagan pasar un momento de ridículo. Y además, sin tener que decir ni una  palabra.

Hay quien dice que el lenguaje corporal o simbólico vale más que las palabras; yo no sé si es así, pero está claro que cuando hablamos de una relación personal cercana como puede ser una pareja, no todo está en lo que decimos. Ahí entra en juego nuestra expresión corporal, y por supuesto, algo que muchos son maestros en poner en práctica: la erótica. Y no creas que esto es algo sin importancia, pues son muchos los expertos que hablan de que, la falta de ella en la pareja, puede ser el principio del fin de la misma.

Por supuesto que hay un lenguaje erótico, pero al parecer no es tan eficiente como cuando entran en juego otros elementos simbólicos; a no ser por supuesto que tengas un piquito de oro, y con tu labia seas capaz de llevarte al otro género a tu terreno con unas cuantas palabras bien dichas. En general, usamos el erotismo casi sin darnos cuenta, a veces con más buena fortuna que otras; y cuando lo hacemos adrede, no suele ser con el lenguaje, que a veces traspasa el erotismo para volverse claramente pornográfico. Es mucho más sutil si por ejemplo hacemos un regalo de aniversario, en el día de los enamorados, o simplemente para sorprender a nuestra pareja en un día cualquiera; estas cosas suelen funcionar muy bien, porque dan una idea clara de la importancia que concedemos a la otra persona, y casi que también la da de lo que esperamos recibir a cambio: una muestra de amor también simbólica, y no de palabra, ya me entendéis.

drae2_3578395

De todas formas, nunca está de más usar nuestra lengua para darle un efecto erótico a nuestras palabras, pues pocos son los afortunados que tienen ese don, o que lo practiquen con asiduidad; y más en España, donde además existen tantos idiomas y dialectos para hablar y practicar. Así que animaros y aprovechad lo que nuestra tierra nos da con tanta generosidad.

Las diferentes lenguas que se hablan en España

Orgullosos están en muchas partes de España de hablar una lengua diferente al castellano, aunque éste sea el idioma oficial. El gallego, el catalán y el euskera, con sus respectivos dialectos, han luchado para que se las reconociera también como lenguas autónomas, y en la actualidad los habitantes de sus zonas respectivas practican el bilingüismo.

drae

Las dos primeras lenguas proceden del latín, y se desarrollaron en sus respectivos territorios cuando se inició el desmembramiento del imperio romano y las variantes vulgares de su lengua cobraron relevancia. El gallego comenzó a hablarse en la zona norte de la península, extendiéndose más tarde hacia el sur por la costa oeste, con lo que junto a Portugal conformaron durante siglos el dialecto gallego-portugués. Hacia el siglo XII el condado de Portugal se independizó del Reino de León, y entonces el gallego derivó en dos variantes: el hablado en la actualidad y el idioma portugués, que se consolidaron durante el siglo XIV.

El catalán tiene una distribución geográfica bastante más amplia, pues se habla en España se habla en Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y parte de Aragón; también se habla en Francia, en la zona del Rosellón y la Cerdaña, que formaron parte del reino de Aragón hasta bien entrado el siglo XVII; en Andorra, que la tiene como lengua oficial; y en la ciudad italiana de Alguer, en Cerdeña, que también perteneció a Aragón.

El euskera, vasco o vascuence es una lengua aislada, y una de las pocas en Europa que no tiene una raíz indoeuropea; guarda numerosas similitudes con el aquitano, lengua hablada en el extremo suroeste de Francia, hasta creer que este idioma era simplemente vasco antiguo. Su habla se extiende por todo nuestro País Vasco, y también por el llamado País Vasco Francés, que casualmente ocupa el mismo espacio que ocupó el antiguo reino y condado de Aquitania. Tiene su propia morfología (alfabeto), fonología y gramática, y de él proceden varios dialectos que también se hablan en la actualidad en la zona.

Cada una de esas lenguas derivó en dialectos que o, o bien se hablaron y desarrollaron durante un tiempo, o como el euskera, están vivos todavía, peor lo que está claro es que España es un país rico lingüísticamente hablando. Cada idioma tuvo su propia literatura, y pueden encontrarse obras icónicas de la Edad Media en cada uno de ellos, probando así que durante un tiempo fueron ámpliamente usadas, y que el contar con ellas no hace sino hacernos sentir más orgullosos de nuestro pasado como habitantes de la Península Ibérica.

 

Palabras utilizadas en el mundo del porno

captura2

Seguro que muchos de los internautas que ven a diario videos porno no están familiarizados con ciertas palabras o términos, fundamentalmente porque no se paran a leer y van a lo que van, es decir, a una masturbación rápida y no les importa mucho más que tener un orgasmo satisfactorio.

Realmente no es necesario saber de lo que están hablando en una escena de sexo si no te quieres complicar la cabeza, pero hay muchas cosas que a lo mejor te estás perdiendo porque muchas (la mayoría) de esas palabras o términos son en inglés y seguro que de algunos de los que te hablamos te van a sonar a chino, o no…

Bien, pues por ejemplo si ves videos porno gratis y lees “pumping” o “pump” quiere decir que tanto un chico como una chica usarán una máquina succionadora para succionar tanto su vagina, como su pene, sus pechos o incluso su ano y esto tiene un sentido puesto que al tener esa zona muy hinchada, la sensación del roce con cualquier objeto, con los dedos, un consolador o un pene es mucho más placentera.

Por ejemplo el otro día vi una sesión de fotos porno caseras que se hicieron en la calle con unos protagonistas que estaban practicando “dogging”, una práctica que consiste en que varios desconocidos se conocen en alguna red social o por anuncios y quedan exclusivamente para tener sexo en público ya sea en la calle, la playa o un parque. Además, estas personas suelen tener mirones denominados “voyeurs” que se masturban viendo como follan, aunque no llegan a participar.

Nosotros podemos aseguraros de que el sexo en vivo con otras parejas es una de las experiencias más morbosas y excitantes que podéis vivir ya sea solos o en pareja, eso si, os recomendamos tener la mayor higiene que podáis y por supuesto usar siempre preservativo, las enfermedades de transmisión sexual siempre están presentes y no estamos para hacer tonterías porque podrías pagarlo el resto de tu vida.

Hasta aquí nuestro post relativo a algunos de los términos que se usan en los videos xxx esperando haya sido de vuestro agrado, os iremos desvelando más cosas sobre este fascinante aunque controvertido mundo, un mundo que todo el mundo consume pero que no se atreve a confesarlo…

La historia de la lengua Española

espanol

La lengua Española es la cuarta lengua más hablada en todo el planeta, tras el chino, el hindú y el Inglés. A día de hoy hay más de 50 millones de personas que hablan el Español en todo el mundo, incluyendo los hablantes nativos, y los que lo charlan como segunda lengua. Se estima que sobre el año 2.045 el 10 por ciento de la población mundial habárá el Español, y U.S.A. se transformará en el mayor país de habla de España del mundo.

Y ahora se preguntarán de qué manera brotó la lengua castellana y cómo llegó a ser tan extensamente hablado, pues España tiene una de las historias más ricas y más largas de cualquiera de las lenguas del planeta.

En España se sitúa la Península Ibérica, ubicada en la zona sudoeste de Europa, si bien no era conocida como de España al instante. Sobre el siglo VI ya antes de la era común, una tribu nómada de Europa central famosa como los celtas se trasladaron a la zona, y se mezclaron con los habitantes de la península, los ibéricos. El resultado fue un nuevo pueblo llamado los celtiberos, y charlaban una forma de la lengua celta.

Las personas hispanas aprendieron latín de colonos romanos, soldados y mercaderes. Pronto, un nuevo lenguaje formado que era una mezcla de latín tradicional y la lengua celtibérica. Este fue el inicio de la historia del de España. El nuevo lenguaje mixto se parecía mucho latín tradicional, mas asimismo se emplean muchas palabras de otras lenguas.

A lo largo del siglo cuatro, Hispania fue invadida por los visigodos y tribus germánicas del este de Europa. Fueron los visigodos los que transformaron a la monarquía hispana al catolicismo. Estos sucesos influyeron en la lengua, mas ninguno tanto como cuando los musulmanes de habla árabe conquistaron la zona. A lo largo de su ocupación, muchos de los habitantes del país aprendieron árabe y, por último, el latín vulgar subsistió en determinados reinos del norte aún ocupados por los cristianos.

A lo largo de los siglos siguientes, los reinos cristianos del norte empezaron una cruzada llamada la Reconquista para recobrar el país y conducir a los moriscos. Conforme avanzaban al sur, restituyeron políticamente, religiosamente, y lingüísticamente a los Españoles. El latín vulgar, de nuevo se transformó en la lengua dominante de la península, singularmente uno de sus dialectos, el castellano, lo que contribuye un factor clave para la historia del de España.

A mediados del siglo trece, los cristianos habían recuperado la mayoría de la Península Ibérica, con un pequeño reino morisco que queda en la zona de Granada. Fue ahora que el monarca reinante, el rey Alfonso X, empezó a desplazar el país cara la adopción de un lenguaje estandarizado basado en el dialecto castellano. Alfonso X dictaminó que el castellano se empleará para todos y cada uno de los documentos oficiales y otras labores administrativas. Se designó a un conjunto de académicos para traducir documentos científicos y legales, las obras literarias y las historias en español. Este es uno de los puntos más esenciales de la historia de España, en tanto que asistió a establecer el de España como lengua oficial del país.

En la actualidad, el castellano prosigue siendo el idioma base de España que se habla en el mundo entero. La lengua Española aún se habla en lugares como México, Colombia, Argentina, Panamá, Puerto Rico, Cuba, y muchos otros. Cada país y zona ha puesto su marca en la lengua, existen cambios de palabras o bien algunos utilizan exactamente las mismas palabras, mas la aplicación de diferentes significados. En cualquier caso todo es el idioma de España, de igual forma que tanto en Inglaterra y E.U. charlan Inglés, solo con un tanto diferente léxico y acentos.

Ciertas palabras del argot en España

Por mucho que estudies un idioma hay ciertas palabras que te costarán aprender mucho más y ese tipo de “jerga o argot” solo te lo dará hablar con las personas y en general convivir con los Españoles.

Si nos vamos a Andalucía podremos escuchar palabras como “quillo”, “cusha”, “pescadito frito”, “amonó”, “la caló”, “armóndiga”, “cacharro” y cosas por el estilo, el acento y la jerga andaluza es posiblemente de las más particulares de España y en general los andaluces son los más graciosos. Son gente abierta en los chistes están a la orden del día allí, sin duda si quieres reírte y pasarlo en grande debes viajar por aquella zona y en particular lo suyo es ir Sevilla, Cádiz, Córdoba o Huelva para conocer las raíces profundas de Andalucía.

Por ejemplo en el mediterráneo (barcelona o valencia) oiréis palabras como “paraeta”, “nano”, “che”, “collons”, “finca”, “choparse”, “noi”, “nen” o “tejanos” entre otras muchas. También sus gentes son mucho más abiertas supongo que porque el clima y la playa acompaña, aunque no tienen ese salero del que os he hablado de los andaluces pero no por ello dejan de ser gentes agradables y hospitalarias. Personalmente he viajado por toda España y no podría deciros con cuales me quedo, aunque si es cierto que en el Norte me han acogido con mucho respeto y la gente es muy educada en comparación al resto de España, pero un tanto más fría y vuelvo a pensar que es una cuestión del clima.

Si nos vamos más al norte tenemos palabras como “morrina”, “trapalleiro”, “riquiño”, “majete”, “ahi va la hostia”, “achantarse” y otro largo etcétera. En general todos los Españoles nos adaptamos bien a cualquier jerga y por norma general conocemos las palabras que se usan en las distintas ciudades.

Luego hay palabras universales como “tronco” que se usaba originariamente en Madrid y se ha extendido por toda España, esta palabra viene a significar “amigo” o “colega” y la usan personas muy allegadas, digamos que sería algo más que amigo.

En fin, hasta aquí nuestro artículo de hoy y pese a que hay infinidad de palabras que nos dejamos en el tintero, invitamos a cualquier extranjero a visitarnos porque estaremos encantados de enseñarles nuestras tierras de las que estamos muy orgullosos.