No es lo mismo el español que el castellano, no

Esta es una idea que se me ha ocurrido después de leer un divertido artículo de opinión de El País, escrito por una profesora de Lengua Española de la Universidad de Sevilla. Ya de pequeño recuerdo que uno de mis maestros (que no profesores, estos ya son en Secundaria) nos decía que había una diferencia entre el español y el castellano, aunque creo que ninguno de nosotros prestábamos mucha atención a sus palabra; sin embargo, tras la lectura de este artículo, hoy veo claramente lo que quería decir.

 

Y es que, cuando se enseña la asignatura de Lengua en cualquier nivel básico, en realidad estamos conociendo las reglas gramaticales y semánticas del castellano, que era la lengua que se hablaba en España en el momento en que empezaron a forjarse esas reglas. Y hablando en plata, si uno quiere hablar el español correctamente, son las reglas castellanas las que debemos seguir, sobre todo las de la pronunciación. Y la verdad es que eso es tan difícil, como pedir a cualquier habitante de una zona de España que pierda su acento, que a veces no concuerda mucho con esas mismas reglas.

Son muchos los millones de personas que hoy en día hablan el español; y digo bien, el español, porque el castellano, aunque sea la lengua madre, cada vez se ha ido perdiendo más y más, hasta tal punto que en nuestra misma tierra, hay tantos dialectos de ella que casi se están convirtiendo en otras lenguas distintas. Algo así pasó en Europa con el latín, aunque por supuesto a una escala mayor; y hoy en día, los dialectos tan diferenciados del castellano son los que realmente se conocen como español.

¿Y qué pasó en América tras la colonización? Pues que, aunque al principio la lengua que se exportó allí era el castellano, con el paso de los siglos se ha ido transformando en otras distintas, que se engloban dentro de lo que llamamos “español”; así, con el paso de los años, y la emigración a Estados Unidos, y de los estadounidenses a otras partes del mundo, podemos decir que es este español el que se habla de forma global, y tened por seguro que está muy lejos del original castellano, con sus fuertes fonemas y sus rígidas reglas gramaticales y de ortografía. ¿Y es esto algo malo? Para mí, que solo ha hecho enriquecer el idioma.

Por cierto, si estáis interesados en leer el artículo del que os hablé, lo podéis encontrar aquí.

La historia de la lengua Española

espanol

La lengua Española es la cuarta lengua más hablada en todo el planeta, tras el chino, el hindú y el Inglés. A día de hoy hay más de 50 millones de personas que hablan el Español en todo el mundo, incluyendo los hablantes nativos, y los que lo charlan como segunda lengua. Se estima que sobre el año 2.045 el 10 por ciento de la población mundial habárá el Español, y U.S.A. se transformará en el mayor país de habla de España del mundo.

Y ahora se preguntarán de qué manera brotó la lengua castellana y cómo llegó a ser tan extensamente hablado, pues España tiene una de las historias más ricas y más largas de cualquiera de las lenguas del planeta.

En España se sitúa la Península Ibérica, ubicada en la zona sudoeste de Europa, si bien no era conocida como de España al instante. Sobre el siglo VI ya antes de la era común, una tribu nómada de Europa central famosa como los celtas se trasladaron a la zona, y se mezclaron con los habitantes de la península, los ibéricos. El resultado fue un nuevo pueblo llamado los celtiberos, y charlaban una forma de la lengua celta.

Las personas hispanas aprendieron latín de colonos romanos, soldados y mercaderes. Pronto, un nuevo lenguaje formado que era una mezcla de latín tradicional y la lengua celtibérica. Este fue el inicio de la historia del de España. El nuevo lenguaje mixto se parecía mucho latín tradicional, mas asimismo se emplean muchas palabras de otras lenguas.

A lo largo del siglo cuatro, Hispania fue invadida por los visigodos y tribus germánicas del este de Europa. Fueron los visigodos los que transformaron a la monarquía hispana al catolicismo. Estos sucesos influyeron en la lengua, mas ninguno tanto como cuando los musulmanes de habla árabe conquistaron la zona. A lo largo de su ocupación, muchos de los habitantes del país aprendieron árabe y, por último, el latín vulgar subsistió en determinados reinos del norte aún ocupados por los cristianos.

A lo largo de los siglos siguientes, los reinos cristianos del norte empezaron una cruzada llamada la Reconquista para recobrar el país y conducir a los moriscos. Conforme avanzaban al sur, restituyeron políticamente, religiosamente, y lingüísticamente a los Españoles. El latín vulgar, de nuevo se transformó en la lengua dominante de la península, singularmente uno de sus dialectos, el castellano, lo que contribuye un factor clave para la historia del de España.

A mediados del siglo trece, los cristianos habían recuperado la mayoría de la Península Ibérica, con un pequeño reino morisco que queda en la zona de Granada. Fue ahora que el monarca reinante, el rey Alfonso X, empezó a desplazar el país cara la adopción de un lenguaje estandarizado basado en el dialecto castellano. Alfonso X dictaminó que el castellano se empleará para todos y cada uno de los documentos oficiales y otras labores administrativas. Se designó a un conjunto de académicos para traducir documentos científicos y legales, las obras literarias y las historias en español. Este es uno de los puntos más esenciales de la historia de España, en tanto que asistió a establecer el de España como lengua oficial del país.

En la actualidad, el castellano prosigue siendo el idioma base de España que se habla en el mundo entero. La lengua Española aún se habla en lugares como México, Colombia, Argentina, Panamá, Puerto Rico, Cuba, y muchos otros. Cada país y zona ha puesto su marca en la lengua, existen cambios de palabras o bien algunos utilizan exactamente las mismas palabras, mas la aplicación de diferentes significados. En cualquier caso todo es el idioma de España, de igual forma que tanto en Inglaterra y E.U. charlan Inglés, solo con un tanto diferente léxico y acentos.